ANTONIO
CAMACHO

Segregaciones

La vida cambia y, con ella, cambian nuestras circunstancias. Es posible que hayamos terminado disponiendo de una propiedad demasiado grande o a la que queremos sacar partido de otra forma.

En ese caso será necesario una segregación para partir la propiedad en varias partes que puedan configurarse como una independiente, siempre y cuando cumplan con los requisitos mínimos para ser una finca independiente.

La segregación es la separación de una parte de una finca, ya sea rústica o urbana, para que constituya una finca independiente. En el caso de fincas urbanas, hay que tener presente que deben guiarse por la ley del suelo de cada comunidad autónoma y por el planeamiento urbanístico en vigor.