ANTONIO
CAMACHO

Planes de Autoprotección y Emergencia

Las condiciones de seguridad deben de ser siempre lo primero a la hora de organizar espectáculos y eventos en grandes salas o en espacios abiertos.

Es probable que, si el aforo del espectáculo supera las 500 personas en espacios cerrados a las 1000 en espacios abiertos, necesites un plan de autoprotección donde analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.

Entre los planes de autoprotección realizados caben destacar los de la Plaza de Toros de Badajoz, Plaza de toros de Mérida, Auditorio ferial de Badajoz.

Realizamos un amplio estudio del plan, desde la normativa local a la autonómica, levantado de todos los planos necesarios, estudios de las condiciones especiales y contacto permanente con los técnicos de protección civil y bomberos.

El plan de autoprotección está entre las obligaciones del empresario que marca la ley de Prevención de Riesgos Laborales está la necesidad de contar con unas medidas de emergencia como parte de su responsabilidad de mantener el lugar de trabajo seguro.

Por norma general son necesarios para actividades de espectáculos públicos, las actividades recreativas y las actividades deportivas al aire libre en espacios cerrados con una capacidad de aforo igual o superior a 500 personas e inferior a 5.000 personas y conciertos o espectáculos públicos, actividades recreativas deportivas en espacios no cerrados al aire libre, no incluidos en el apartado A del RD 393/2007 y un número de asistentes previsto inferior a 15.000 personas y superior a 1.000 personas

El artículo 20 de dicha ley establece que el plan tiene que «analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento».

El Plan de Autoprotección es el documento que establece el marco orgánico y funcional previsto para un centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia, en la zona bajo responsabilidad del titular de la actividad, garantizando la integración de estas actuaciones con el sistema público de protección civil.

El Plan de Autoprotección aborda la identificación y evaluación de los riesgos, las acciones y medidas necesarias para la prevención y control de riesgos, así como las medidas de protección y otras actuaciones a adoptar en caso de emergencia.
Se realiza un amplio estudio del plan, desde la normativa local a la autonómica, levantado de todos los planos necesarios, estudios de las condiciones especiales y contacto permanente con los técnicos de protección civil y bomberos.